09 diciembre, 2008

Aldebarán. Antares. Rigel. Altair.



"Los Corceles de Ben-Hur"
Para los cinéfilos y los no tanto, impresa estará en sus retinas aquella famosa escena de la carrera de cuadrigas de la película dirigida en 1959 por William Wyler para la Metro-Goldwyn-Mayer: Ben-Hur. Protagonizada magistralmente por Charlton Heston, y la primera en la historia del cine en recibir 11 estatuillas de la academia de Hollywood. Igualada décadas después por la también famosa: Titanic.

¿Por qué hago un comentario cinematográfico en una entrada de astronomía? Por la sencilla razón de que, cada uno de los blancos y briosos corceles que tiraban de esa cuadriga, tenían nombres propios. Los nombres de cuatro estrellas, incluidas en una relación de las veinticinco más brillantes y hermosas del firmamento: Aldebarán. Antares. Rigel y Altair. 

Y, visto desde el panorama musical, Aldebarán es el título de una preciosa canción del año 1978 de una de las bandas más importantes de la historia de la música moderna italiana New Trolls. Dejo el enlace por si os apetece escucharla. 

                                                                                                                                                










 Aldebarán: Cuyo nombre en árabe significa “El seguidor”, ya que es la estrella que sigue en el cielo a las Pléyades (las siete hermanas). Es una estrella roja, doble, de primera magnitud, y se haya a sesenta y ocho años luz de la tierra, en la constelación de Taurus.

Antares: “La más bella del cielo”. En la constelación del escorpión, es una súper gigante roja, cuatrocientas veces más grande que nuestro sol. Su nombre deriva del griego anti Ares y significa -el rival de Ares- o -el opuesto a Ares-, debido a su color rojizo, por el cual rivalizaba en el cielo nocturno con el planeta Marte, símbolo del dios Ares. Es una estrella de primera magnitud, a pesar de estar más lejana que Aldebarán, a ciento setenta años luz. 

Rigel: Veintiún mil soles juntos. Esa es la luz, el brillo de esta estrella. Esto la convierte en la reina de todas las estrellas del firmamento. Es otra gigante doble. Se haya en la constelación de Orión.

Altair: Es una estrella de primera magnitud en la constelación de (El Águila), bien destacada en las noches serenas la singularidad de Altair radica en su relativa proximidad a la Tierra, pues su luz emplea sólo dieciséis años en hacer el viaje. Pocas estrellas como (Alpha Centauro y Sirio) están más cercanas a nuestro sistema planetario que Altair. 

 Ben-Hur, fue una adaptación cinematográfica de la novela homónima de Lewis Wallace, escritor y militar estadounidense. Uno de los capítulos, en el que se describe la presentación que hace Sheik Ylderim, de sus caballos, a Ben-Hur, hay una hermosa frase cargada de entrañable simbolismo.

 “A nuestros hijos y a nuestros caballos les ponemos nombres de estrellas”. Es decir, los nombres más bellos para los seres más queridos”. 





7 comentarios:

Anónimo dijo...

Buscando la palabra "Aldebarán", he encontrado este ameno, ordenado, claro y, por supuesto, interesantísimo blog.
Yo necesitaba saber de una estrella y me he encontrado con otras, no menos, maravillosas e inmensas esferas luminosas. "Antares", me fascina...
El comentario relacionado con el cine; lo encuentro inteligentemente acertado.

Saludos.

Isuyina

Somit dijo...

Gracias por la información. La verdad es que he visto la película Ben-Hur varias veces y cuando llegaba la presentación del último caballo no acababa de entender el nombre. Gracias por el nombre y por la información extra, muy interesante!

Armando Rosas dijo...

Mi pelicula favorita ahora tiene más significado.

Anónimo dijo...

Nunca olvidaré los nombres de los cuatro caballos de la cuadriga de Ben- Huir. El que más me llamó la atención fue Antares, por creerse la oposición a Marte. En griego es Ares, Marte en latín.Todas ellas aprendí a reconocerlas, incluido el planeta Marte. La película la vi en mi adolescencia. Y desde entonces aprendí rudimentos de astronomía.

Anónimo dijo...

Por curiosidad encontre tu pagina y he leido tu información, muy interesante, sobre tu ultimo comentario sobre el nombre de los niños (los caballos son importantisimos en su cultura) cuando buscaba un nombre para mi hijo, estaba entre Aldebaran y Antares, mi hijo se llama Antares. Y aunque no creo en la Astrologia mi pequeño nacio en Noviembre, su signo Zodiacal es Escorpion. No pudo ser mas exacto el nombre.

María Rosa dijo...

Bienvenido a este rinconcito lunar, anónimo.Precioso y original el nombre de tu hijo. Un saludo.

pitica dijo...

Me gustó mucho leer sobre los hermosos caballos de BENHUR, película que por cierto he visto varias veces.